¿Independiente?

¿En qué piensas cuando escuchas esta palabra: INDEPENDIENTE?

Bueno, mejor no les preguntemos a nuestros hijos…

El mundo de la publicación de libros ha venido experimentando un cambio significativo que, en términos generales, es muy positivo.

Primero porque ya no son unos pocos quienes tienen la oportunidad de compartir el producto de su talento, creatividad, intelecto, aptitudes y experiencias.

En segundo lugar, porque le permite al autor decidir sobre asuntos tan simples, pero a la vez tan importantes como cuál será el título de su obra, cómo quiere la portada, qué contenido incluirá y cómo lo presentará, entre otros detalles en los que la casa publicadora tradicional tiene la voz cantante por encima de la del escritor.

En tercer lugar, porque ahora el autor recibe todas las ganancias por concepto de las ventas de sus libros.

En cuarto lugar, porque conserva los derechos de autor de su obra.

Estos son los cambios más significativos, pero no son los únicos porque es que el concepto completo de autor y del mundo de la publicación ha cambiado completamente. Claro, todavía existe el método tradicional que es preferible en ciertos casos.

De manera que un autor independiente (escritor independiente, autor indi…) es aquel que trabaja completa o parcialmente todo el proceso de publicación: escritura, edición, diagramación, creación de portada, publicación y mercadeo (con los beneficios antes mencionados).

Ahora, el detalle que deseo puntualizar es, precisamente, el hecho de que “independiente” no significa “solo”.

La verdad es que este es un proceso que se debe llevar en EQUIPO.

Para que el libro resulte en un producto de excelencia requiere del autor ciertas aptitudes que son tan importantes o más que las otras y entre ellas están:

  • Trabajo en equipo, lo que a su vez implica…
  • Capacidad para escuchar y para escuhar se necesita…
  • Estar dispuesto a aprender y para ello…
  • Humildad porque con ella reconocemos que no lo sabemos todo y que hay otras personas de quienes podemos aprender.
  • Relaciones interpersonales saludables que se se desprende de nuestra capacidad para comunicarnos: Comunicación Oral, No Verbal (en parte corporal) e Interpersonal Efectivas.
  • Confianza en otros.
  • Paciencia porque la desesperación, como en todo, acarreará conflictos y errores de todo tipo.

Bueno, estas son algunas de las que han permitido a los escritores llevar sus proyectos a buen término.

Ellos son mis mejores maestros; son quienes realmente pueden dar cátedra y enriquecer este tema.

¡Éxito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s